Cambio de llanta
Contar con el buen funcionamiento de nuestros vehículos es importante para cualquier usuario.

En esta ocasión, Automotriz Ivanjimsa te da algunos tips sobre la forma en que tú mismo puedes cambiar la llanta de tu auto sin que represente todo un reto.

Primero, asegúrate de detener tu vehículo en un lugar seguro, en donde la superficie esté completamente plana.

Luego, revisa tu herramienta y confirma que cuentas con una llanta de repuesto funcional, una cuña, una llave cruz y un gato hidráulico.

Al comenzar a cambiar la llanta, asegúrate de que tu carro no se deslice poniendo la cuña adelante si requieres cambiar una llanta trasera y atrás si vas a cambiar una de la parte delantera. Es importante que también te hayas percatado de que pusiste el freno de mano.

Afloja las tuercas de la llanta mientras el coche aún permanece en el suelo, para luego colocar el gato hidráulico y levantarlo. Quita las tuercas y retira la llanta.

Finalmente coloca la llanta de repuesto, aprieta las tuercas con la llave de cruz y guarda el neumático averiado para que pronto acudas a un taller a repararla o a comprar uno nuevo.

¿Más fácil? Mira este tutorial en YouTube.